Stmo. Cristo de la Conversión del Buen Ladrón
      Del notabilísimo conjunto de Imágenes Sagradas que esta Hermandad posee destaca entre todas, por su calidad artística y valores iconográficos la del  
Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón, tallada en 1619, a encargo de la Hermandad, por el insigne escultor Juan de Mesa. Lo restauró y colocó ojos  
de cristal el imaginero Gabriel de Astorga en el año 1851. Nuevamente restaurado por José Rodríguez Rivero-Carrera en 1981.
      En su segundo crucificado, el Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón, el maestro introdujo importantes singularidades: su mayor tamaño -mide 1´
92 mts-; su composición, con los brazos paralelos a los del madero y no colgantes; su cuerpo no pendiente sino alzado sobre la cruz, con quiebro curvilíneo  
centrado en las caderas; sudario con triángulo y encima fuerte diagonal, movido y barroco; y sobre todo, una expresión magistral de viveza y dialogo. La Sagrada  
Imagen representa el momento en que dirige a San Dimás - el Buen Ladrón según la tradición cristiana- las palabras del perdón y la promesa de vida eterna :  
"Hoy estarás conmigo en el Paraíso".


Pontificia, Real, Ilustre, Antigua y Primitiva Hermandad de Nuestra Señora
del Rosario y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Conversión
del Buen Ladrón y Nuestra Señora de Montserrat
Todos los derechos reservados ©
C/ Cristo del Calvario,  1B - 41001 Sevilla
HERMANDAD DE
MONTSERRAT